Car&Design Uruguay

 

Uruguay es un país con una muy interesante tradición automovilística.
Desde los inicios de la automoción, han llegado a nuestro territorio vehículos desde Europa y los Estados Unidos gracias a épocas de bonanza económica que ha permitido su compra.
Y luego durante el tiempo, esas primeras oleadas se han consolidado en un parque automotor particularmente variado, condición que ha permitido conformar una cultura muy rica y con una concepción mucho más global del automóvil.

A su vez la mezcla de culturas eminentemente europeas, han configurado una población con gustos y estilos muy bien sintonizados con los estándares estéticos europeos; sin por ello perder visión de su responder a necesidades propias de América.

Es así que durante décadas se han producido automóviles y se han desarrollado versiones propias de ellos.
Las recesiones han enlentecido este tipo de manifestaciones hasta hace unos años, pero en estos momentos se aprecia un resurgimiento de ellas, producto de cambios positivos en la economía y de la presencia de gente entrenada -mayoritaramente en el exterior- en los roles necesarios para varias de las etapas de desarrollo y producción.

Sumado a eso se cuenta con políticas de estado más proactivas, así como el desarrollo de una industria automovilística uruguaya, como uno de los pilares a considerar para la reactivación y sostenimiento de la economía del país.